aprato

Africa a mi manera

TIERRA DE LEYENDAS

Tras abatir dos ejemplares de caracal, el viaje se puso en marcha hacia Bloemfontein, una de las tres capitales de Sudáfrica. Y antes de llegar al próximo destino venatorio, un mundo de curiosidades y maravillas se fue abriendo en la agenda del cazador.

POR CARLOS REBELLA

Si bien mi amigo me ofreció el lujoso atalaya que se alzaba a unos cien metros, decliné cortésmente debido a que la distancia a que se encontraba del charco me pareció excesiva en caso de que se nublara. No obstante, para curiosear subí la escalinata hasta el cobertizo: era una suite a la que solo le faltaba aire acondicionado, una muestra de cómo atienden a los cazadores. Mientras tanto, Forrester, el propietario del farm, se reía de mi improvisado escondite que seguramente le pareció una locura…

(Leer más en VIDA SALVAJE # 235 - Diciembre 2017).

 

 
2017 - Revista Vida Salvaje - Todos los Derechos Reservados