aprato

Salada de Monasterio

TODO UN DESAFIO

Un ámbito para armarse de paciencia y jugar a fondo todos nuestros conocimientos. Pero la promesa de buenos matungos coloca a la laguna como un destino sumamente atractivo.

POR GUSTAVO FRONTONI

En el marco de las lagunas que suelen sorprendernos con tesoros de pejerreyes, la Salada de Monasterio siempre nos da un plus extra. Y al tener mucha vegetación que rodea a sus 800 hectáreas de agua, resulta todo un desafío ir a buscar el trofeo soñado por cualquier pescador de esta especie.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 243 -Septiembre 2018).

 

 
2018 - Revista Vida Salvaje - Todos los Derechos Reservados