aprato

Riacho Ingacito

Buenos piques en el límite

Surubíes atigrados y pintados, dorados, tarariras en lagunones, palometas y otras especies aun bajo vientos de 40 a 70 km/h. Con aguaceros y lloviznas imparables. Una buena pesca donde el sol se vio escasamente y el frío se hizo notar con fuerza.

POR JORGE LOPEZ BASAVILBASO

El río Paraná, cuanto menos en su parte media, bajo vientos de 40 a 70 km/h provenientes del sur/sudoeste, se puede llegar a tornar duro y dificultoso de pescar en las varias modalidades que queríamos practicar. Además y sobre todo, peligroso incluso para trackers grandes provistos de motores de caballajes importantes.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 244 -Octubre 2018).

 

 
2018 - Revista Vida Salvaje - Todos los Derechos Reservados