aprato

Aluminé

UN COTO CON HISTORIA

En honor a un establecimiento con sabor a pioneros, dos cacerías de colorados para atesorar entre los recuerdos imborrables.

POR CARLOS REBELLA

Los rayos del sol se reflejan en el pelo brillante del alazán que avanza a paso cansino; sólo se oye el rumor de cascos sobre el ripio y el canturreo de las correntosas aguas del río que corre a la vera; del recado criollo, sujeto a los estribos, cuelga un lustroso par de botas al revés, sugiriendo con dramática elocuencia la definitiva partida del jinete; junto al caballo trota su perro buscando de soslayo la silueta del amo, y el palafrenero no logra ocultar su congoja ni contener una lágrima furtiva. Detrás, un interminable cortejo atribulado marcha lentamente por la costa del río Aluminé acompañando en su postrer viaje terrenal de don Teodoro Camino. Indígenas que supieron de su generosidad llegaron desde cumbres y valles para sumarse a los amigos, vecinos, autoridades y familia que se dieron cita para escoltarlo hasta su última morada, junto a la tumba de su esposa. Ha muerto el Rey, que viva el Rey…

(Leer más en VIDA SALVAJE # 252 -Julio 2019).

 

 
2019 - Revista Vida Salvaje - Todos los Derechos Reservados