aprato

Caza menor

CONSEJOS PARA ANTES DE SALIR

Las tareas previas al arranque de la temporada. Detalles sobre la caza del pato. La puesta a punto de nuestro perro.

POR CLAUDIO FERRER

Un veterano amigo me comentó una vez, cuando lo interrogué sobre cuándo comenzaría la próxima la salida: "Claudito, la próxima ya comenzó". Ante mi cara de asombro, me comentó que estar planificando el viaje ya es estar cazando. Los preparativos, el armado del bolso, la compra de más cartuchos y tantos otros detalles son indicadores de que ya estamos cazando. Nuestra mente no está en la ciudad, sino en el campo. Por eso vamos a empezar repasando los datos previos a tener en cuenta para cazar a una de las especies más atractivas y otros detalles para comenzar con éxito.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 239 -Mayo 2018).

 

 
aprato

Africa a mi manera

FALTA DE INCERTIDUMBRE

Duiker, impala y blesbok le pusieron emoción a esta nueva incursión en la naturalea impresionante de Sudáfrica, aunque la carencia de incertidumbre hizo mermar un poco la adrenalina. Para compensar: el disfrute en vivo de un show de cocodrilos e hipopótamos.

POR CARLOS REBELLA

Sin prolongar lo que personalmente suponía un riesgo, regresamos. Como no podía apartar la vista del show, continué largo rato jugando con el prismático hasta que llegaron las explicaciones...

(Leer más en VIDA SALVAJE # 239 -Mayo 2018).

 

 
aprato

Quehué

MI PRIMER COLORADO EN BRAMA

Se hizo desear, casi hasta el borde de la desesperanza. Pero con el último aliento, el ansiado primer colorado en brama pudo convertirse en trofeo. Un recorrido repleto de sensaciones cambiantes, desafíos permanentes y emociones que se atesorarán por siempre.

POR ANDRES MARIANI

Marzo, qué cazador mayor lo ignora, es el mes de las ilusiones, de los sueños poblados de bramidos y de astas desdibujadas tras las caldenadas pampeanas o los umbrosos cañadones andinos. Tiempo cuasi mágico en que por única vez el majestuoso ciervo colorado rompe su mudez para entregarse a una orgía de rugidos que rebotan en ecos lejanos, a un frenesí sexual que lo empuja a defender su territorio, a celar a sus hembras y a embestir sin piedad a sus congéneres. Empañados por breves semanas sus sentidos legendarios, dependerá de su harem para protegerse del peligro que lo acecha: el cazador.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 239 -Mayo 2018).