aprato

Dorados y tarariras

Dos gladiadores de Rosario

Dorados y tarariras en una misma jornada y con portes sumamente atractivos. Moscas y señuelos a full en aguas del río Paraná y sus afluentes menores.

POR DANIEL GUFFANTI

Los datos geográficos dirán que Rosario es una ciudad situada en el sureste de Santa Fe y la metrópoli más poblada de la provincia, además de ser la tercera con más habitantes del país, sólo detrás de Buenos Aires y Córdoba. Cuenta además con un delta de unos 60 km sobre la costa entrerriana, con infinidad de aves y peces. Y en busca de estos últimos partimos con renovadas expectativas.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 244 -Octubre 2018).

 

 
aprato

Fly en Buenos Aires

Tarariras y carpas todo el año

En un invierno raro, comprobamos que las tarariras y las carpas siempre estuvieron a lance de mosca. Un fenómeno que parece asentarse al ritmo del cambio climático.

POR PEPE PERRONE

El invierno ha terminando con algunos remezones, alternando calorcitos primaverales de alrededor de 25 grados y luego mañanas de 3 o 4 grados. Es decir, ha sido una estación un poco cambiante. Pero una tarde de agosto, recorriendo algunos arroyitos o canales pequeños donde uno ni siquiera intentaría lanzar una mosca ya que su tamaño nos hace pensar que no sería posible encontrar alguna tararira, para poder frenar un poco la ansiedad con la que esperamos los añorados calores, nos tentamos en una práctica de pesca para desempolvar los equipos, estirar un poco las líneas para que revivieran y probar una mosca.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 244 -Octubre 2018).

 

 
aprato

Fly

El desafío de pescar en aguas grandes

No debemos dejar que un río grande o crecido nos intimide. Todo es cuestión de entender que está formado por partes muy similares a las de un río chico. Las claves para abordarlo con éxito.

POR MARCELO MORALES

Pescar truchas al comienzo de temporada con aguas altas o más adelante en un río grande no debería oponernos más problemas que hacerlo en un río chico, si bien localizarlas en un agua grande, vadear y lanzar puede requerir algo más de sano ejercicio, como supieron decir Juliana Berners e Izaak Walton hace varios cientos de años.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 244 -Octubre 2018).

 

 
aprato

Laguna de Monte

Las tarariras ya están de vuelta

A sólo 110 km de la Ciudad de Buenos Aires tenemos la posibilidad de practicar una de las pescas más deportivas en todas las modalidades.

POR GABRIEL LOPEZ RIVERA

La posibilidad de dar con ejemplares de tarariras grandes y cerca de la Ciudad de Buenos Aires era sin duda una de las premisas en el comienzo de la temporada de las pescas posibles en primavera, dejando de lado a los pejerreyes ya en su ciclo anual de desove. Atentos a este objetivo, revisamos el perfil de Facebook de Gilberto Iroz, nuestro guía y referente en la zona de San Miguel del Monte. Y ni bien subió las primeras fotos con capturas de Hoplias lo llamamos y combinamos el relevamiento.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 244 -Octubre 2018).

 

 
aprato

Lisas en La Horqueta

MISILES EN ACCION

En el marco de una época de transición de varias especies que van arrimando y con la veda del pejerrey ya vigente, salimos a buscar las primeras lisas de la temporada. Equipos, carnadas, líneas, técnicas y tácticas para pescar este pez tan esquivo e impredecible.

POR GUSTAVO FRONTONI

Veníamos obteniendo data acerca de dónde se estaba pescando mejor la lisa en canales, lagunas y tajamares de la provincia de Buenos Aires. Mariano Anderson, gran guía y amigo personal, nos informó que tenía un campo privado en donde ya estaba comiendo la Muguill platanus, tal el nombre científico de esta esquiva especie que en no pocas jornadas suele dejarnos con las manos vacías.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 244 -Octubre 2018).

 

 
aprato

Riacho Ingacito

Buenos piques en el límite

Surubíes atigrados y pintados, dorados, tarariras en lagunones, palometas y otras especies aun bajo vientos de 40 a 70 km/h. Con aguaceros y lloviznas imparables. Una buena pesca donde el sol se vio escasamente y el frío se hizo notar con fuerza.

POR JORGE LOPEZ BASAVILBASO

El río Paraná, cuanto menos en su parte media, bajo vientos de 40 a 70 km/h provenientes del sur/sudoeste, se puede llegar a tornar duro y dificultoso de pescar en las varias modalidades que queríamos practicar. Además y sobre todo, peligroso incluso para trackers grandes provistos de motores de caballajes importantes.

(Leer más en VIDA SALVAJE # 244 -Octubre 2018).